viernes, 30 de junio de 2017

¿Qué es una toma de fuerza?




La toma de fuerza o PTO es un sistema mecánico que se monta sobre la caja de cambios para obtener una potencia y un determinado número de vueltas para nuestra aplicación. Esta energía mecánica de la caja de cambios es transmitida a la bomba convirtiéndose en energía hidráulica. Al elegir una toma de fuerza debemos considerar los siguientes aspectos:
 ¿Cuál es la marca y modelo de su caja de cambios? 

A la hora de solicitar una toma de fuerza es muy importante conocer el modelo y marca de la caja de velocidades. 

Conociendo lo anterior, podemos asesorarle a encontrar la toma de fuerza más adecuada a su necesidad.




¿Qué ventana o registro de la caja va a utilizarse?

La mayoría de los vehículos industriales disponen de uno o varios registros en la caja de cambios para poder instalar una toma de fuerza. Cada ventana puede ofrecer una relación de transmisión diferente. Dependiendo de la posición del registro tendremos:

Laterales: La ventana para fijación de la PTO está en uno de los laterales de la caja de velocidades, derecho o izquierdo, siempre mirando la caja de cambios desde la parte posterior del vehículo

Traseras o posteriores: La ventana de fijación se encuentra en la parte posterior de la caja. Corresponden en su mayoría a cajas ZF, MB y Volvo.

Inferiores (o Ventrales): La ventana de fijación se encuentra en la parte inferior o "vientre" de la caja.

¿Qué tipo de equipamiento va a mover la toma de fuerza?

Atendiendo al tipo de aplicación, la toma de fuerza puede tener diferentes salidas. Las más comunes son:

Salida de compacto para bombas. (ISO 4 taladros, UNI 3 taladros, SAE A, SAE B, SAE C)

Salida de plato para conectar a una transmisión (SAE 1100, SAE 1300, SAE 1400, DIN 90, DIN 100, DIN 120, etc)





¿Qué potencia demanda la aplicación?

Para hacer el cálculo de la potencia consumida es necesario conocer las presión y caudal de nuestra aplicación.






¿Cuál es el sentido de giro requerido para la Toma de fuerza?

En función del número de piñones que tenga la toma de fuerza, podremos escoger el sentido de giro.

Bezares también dispone de kits inversores de giro para aquellos casos en los que no existan diferentes opciones.



¿Cuál va a ser la velocidad final requerida en la salida de la toma de fuerza?

En función de la relación interna, las tomas de fuerza pueden ser:

Simples: También llamadas directas. Relación 1:1

Multiplicadas: Multiplican las vueltas que reciben a la salida de la caja. La relación será entonces 1: >1

Desmultiplicadas: Reducen las vueltas a la salida de la caja de velocidades. La relación será 1:<1

Para calcular la relación final, bastará con multiplicar la relación a la salida de la caja por la relación interna de la toma de fuerza.





¿Cuál va a ser el sistema de accionamiento necesario?

Según el tipo de accionamiento, las tomas de fuerza pueden clasificarse de la siguiente manera:

Neumáticas: Si el camión tiene freno de aire a presión, significa que tiene compresor. Por lo general se accionan entre 7kg/cm2 y 8 kg/cm2

En vehículos pequeños, donde no se dispone de compresor, es posible instalar uno mediante el kit neumático de presión BZ. Se trata de una unidad autónoma sin mantenimiento, que provee de una línea neumática.

Mecánicas: Se accionan manualmente mediante una palanca o cable que conecta directamente al pistón de la toma de fuerza. Con el movimiento de la palanca desde la cabina, se desplaza internamente la horquilla de la toma de fuerza, engranándola con el cambio.

Por vacío: Cuando el camión posee un depresor, funcionan a la inversa que las neumáticas, a través de una línea de vacío. Si su vehículo no dispone de una, también es posible instalarla mediante el kit de simple efecto BZ.

Eléctricas con motor: Este accionador incluye un pequeño motor eléctrico que se encarga de girar la varilla de accionamiento, desplazando internamente el sincronizado hasta que se produce el accionamiento de la toma de fuerza. Las tomas de fuerza equipadas con este accionador, disponen de un sistema para el fácil sincronizado asegurando que se produce el accionamiento. 
Con este sistema eléctrico, al contrario que los de tipo solenoide, solo trabaja el motor eléctrico en el momento de la conexión o desconexión, permitiendo largos tiempos de trabajo del pto sin consumo eléctrico y sin que pueda afectar a la batería del vehículo.

Electrohidráulicas: Tienen incorporado un actuador electrohidráulico. Suelen emplearse en tomas de fuerza con embrague incorporado para cajas de cambios automáticas Allison o Aisin.



Articulo creado en colaboración con Alfonso Sabbatini e Hijo S.R.L.